La RFGV promociona la vela femenina con una liga formativa con fase autonómica y final nacional

La Real Federación Gallega de Vela presentó en su sede de Bouzas la Regata de la Mujer, una novedosa iniciativa que nació tras el Europeo de 420 y 470 de Vilagarcía en 2019 “para dotar de aún más contenido al Centro de Tecnificación”, explicó Manuel Villaverde, presidente federativo. Su vicepresidenta, Viviana García, y el secretario xeral para o Deporte de la Xunta, José Ramón Lete, en representación del Gobierno de Galicia, que apoya esta iniciativa, presentaron el evento.

Los seis Elliott 6M -barco para cuatro regatistas que fue olímpico en Londres 2012 y con el que las gallegas Támara Echegoyen y Sofía Toro consiguieron el oro junto con la asturiana Ángela Pumariega- con que cuenta el Centro Galego de Vela, en Vilagarcía, recibirán a regatistas de seis clubes de toda la costa gallega. La idea ha sido “muy bien acogida”, subrayaron tanto Villaverde como su vicepresidenta. De hecho, se marcó un máximo de seis clubes y se ha cubierto.

Los reales clubes náuticos de Vigo y A Coruña, el Monte Real Club de Yates de Baiona, el Marítimo de Canido,  el Real Club de Mar de Aguete y el Vertigo Sailing de Punta Lagoa han inscrito regatistas para esta Liga Femenina de Vela, que se desarrollará en dos fases, una previa autonómica este viernes 19, el 24 de abril y el 8 y 22 de mayo, y una fase final nacional del 4 al 6 de junio, con cinco tripulaciones invitadas de otras federaciones territoriales que se enfrentarán a la campeona de Galicia, siempre en aguas de la Ría de Arousa.

Lete Lasa, máxima autoridad deportiva gallega, subrayó ante los medios que esta “es una iniciativa extraordinaria que debía ser ordinaria”. Recordó que “en el ámbito del deporte, la integración de la mujer se está produciendo desde hace mucho tiempo” y que desde la Xunta se han dado grandes pasos “como la conciliación de la deportista con su maternidad en el último decreto que hemos aprobado en septiembre pasado”. También incidió en que “desde hace años acordamos en el Parlamento de Galicia dar las mismas ayudas a los eventos deportivos sin tener en cuenta el género”.

Villaverde apuntó que la vela necesita crecer en número de licencias federativas femeninas, pero no solo para las regatas, sino también para ejercer de jueces, árbitros o medidoras. Por eso cada regata será controlada por mujeres. La RFGV quiere incrementar también la participación del género femenino con rango de jueza, árbitra o medidora. Se reconoce que actualmente escasean (a nivel nacional, también) y esta Liga ayudará.