Astilleros Lagos, Medalla de Oro de la RFGV por su contribución al desarrollo de la náutica deportiva a través del Snipe

La Real Federación Gallega de Vela, tras reunión telemática mantenida por su junta directiva bajo la presidencia de Manuel Villaverde, ha decidido por unanimidad otorgar la Medalla de Oro de la RFGV a Astilleros Lagos. La centenaria firma viguesa recibirá tal distinción por su decisiva contribución a la expansión de la clase internacional Snipe, por su posición en la náutica deportiva y por haber sido el primer constructor naval en el país que, por encargo de regatistas del Náutico de Vigo, puso en 1934 en el agua varias unidades del Snipe (“Celmar”, “Lika” y “Sur”), según los planos de William F. Crosby de 1931.

Astilleros Lagos es una empresa fundada por Fernando Lagos Carsi (Vigo, 1889-1975) en 1915 en Areal. Antes, había estudiado Ingeniería en Londres y Arquitectura Naval en el Royal Technical College de Glasgow (Escocia), trabajando posteriormente en la Oficina Técnica de John Brown & Co, el astillero de Clydebank (Escocia) que construyó el “Queen Mary” y los “Queen Elizabeth”.

El astillero, por el que han pasado ya tres generaciones de la familia Lagos, construyó más de 400 Snipes de madera hasta la llegada de la fibra. Los primeros, en la finca “Campo Ganoy”, cercana a la calle Coruña, y la segunda tanda en la tercera ubicación del astillero, en López Mora, antes de trasladarse en 1940 a su actual ubicación de Bouzas.

Manuel Villaverde, presidente de la RFGV, ha explicado que “la Federación Gallega está trabajando en la recuperación y potenciación de la vela clásica y es el momento de reconocer la relevancia de un astillero, y de la carpintería de ribera, en el desarrollo de la vela en nuestra comunidad autónoma”.

El galardón, según comunicó la RFGV al Náutico y este aceptó, será entregado durante el Europeo Sur de Snipe que del 4 al 8 de agosto va a tener lugar en la ría viguesa con la organización del Real Club Náutico de Vigo. El evento estará precedido por una regata de clásicos en la que figurarán varios barcos construidos en Lagos.

La Gallega planea una mayor presencia federativa entre los clásicos, al entender que no solo han sido, sino que siguen siendo, una parte importante de la vela.