Medio siglo de la construcción de la clase “Nai” de las dornas

Una de las claves de la promoción y proyección de la vela ha sido, sin duda, la dorna -de ascendencia vikinga (el drakkar)- y uso también deportivo. Y específicamente la dorna denominada “Nai” porque la primera construida atendía a ese nombre.

Vilagarcía se convirtió en el centro neurálgico, como explica Javier Bouzada en su recopilación de artículos periodísticos sobre la vela en la ría de Arousa. “Al mediodía del domingo 29 de julio se celebró la primera regata de la historia de dornas a vela de la clase “Nai”, refiere sobre el verano de 1951.

Las “Nai” vivieron trece años de esplendor. Eran una variante aprovechando el casco de la dorna xeiteira (de gran tamaño, para tres a ocho tripulantes, que podía alcanzar el mar abierto y que se dedicaba a la sardina mediante el arte del xeito); al principio no contaba con cabina y posteriormente le fue añadida.

Frente a la dorna tradicional de 4,50 metros de eslora, para dos marineros, la “Nai” alcanzaba los 7 metros y daba satisfacción a quien quería competir con ella o utilizarla a título recreativo. Fue la embarcación tipo para los exclusivos socios de Club de Mar, que nacía al tiempo que la “Nai”, y del Real Club de Regatas de Galicia.

 En aquella primera regata, triunfo de la “Nai” (Luis Cordal Carús) sobre “Froiña I”, “Maricha I” y “Parrula”, todas de socios del Club de Mar.