Sexto título consecutivo de Copa Galicia para el RCN Portosín, que custodiará un trofeo entregado en Cowes en 1906

La Copa Galicia de Cruceros ORC ha sido ganada por sexto año consecutivo por el Real Club Náutico Portosín, cuya flota ha sido la que más puntos ha obtenido después de disputadas las tradicionales cuatro pruebas puntuables (Almirante Rodríguez Toubes, Faro de Corrubedo, Mar de Finisterre y Regata Guardiamarina), en las que han participado unidades de un total de veintitrés clubes náuticos.

La fidelidad de los patrones de Portosín, sociedad náutica organizadora además de dos de las cuatro pruebas (la Ramiro Carregal-Faro de Corrubedo y la Mar de Finisterre-Pitusa Sabín) ha sido un año más clave para hacerse con el triunfo. Así, el trofeo de vencedor de la Copa Galicia permanecerá custodiado por el club coruñés durante un año, algo habitual desde finales de 2016.

Esa copa merece capítulo específico en el apartado que la Real Federación Gallega de Vela dedica a la vela clásica, porque el trofeo ha cumplido este verano 115 años de historia.
La copa fue recuperada entre 1992 y 1993 por la Federación Gallega de Vela, bajo la presidencia de Francisco Quiroga. El expresidente federativo la compró en pública subasta y con ella creó la Copa Galicia de clubes para vela pesada en 1993.

En la peana del trofeo se nombra al club ganador de cada año (en 1993 fue el Monte Real Club de Yates de Baiona) y en el cáliz figura la leyenda “Recuerdo de la visita de SM El Rey Don Alfonso XIII a Cowes el 6 de agosto de 1906”.

¿Por qué a Cowes, en la isla de Wight? Porque allí se disputaba desde 1826 la Semana de Cowes, lo máximo a nivel de regatas. En el quinto año del siglo XX, el rey de España y Victoria Eugenia habían contraído matrimonio en Madrid en mayo de 1906. Semanas después participaban con el “Giralda” en Cowes, en las pruebas que organizaba el exclusivo Royal Yacht Squadron (Real Escuadrón de Yates), la sociedad náutica de mayor prestigio del Reino Unido.

El “Giralda”, construido en Escocia (Astilleros Fairfield Shipbuilding and Engine, de Glasgow) en 1894, era propiedad del millonario inglés nacido en EE UU Hugh McCalmont. Entregado a la Armada Española en 1898, conservaría su nombre original. En 1906, esta unidad clasificada por la Armada como aviso, partió de San Sebastián acompañado del crucero Princesa de Asturias; en Cowes les esperaba otro crucero de guerra, el Extremadura. En la publicación de la época, un dibujo de Charles para el semanario “The Graphic”, se muestran los dos buques de guerra españoles y el Giralda. En aquellos días, los duelos entre el Meteor, del káiser alemán, y el Britannia, del rey Eduard, eran cuestión de honor.

Después de Cowes, el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia pasarían unos días en Escocia, al fin al cabo ella había nacido en el castillo de Balmoral en 1887.
Antes de ser vendido a España, el Giralda, de tres mástiles, batiría el récord de travesía entre Inglaterra (Dartmouth) y el Mediterráneo (Gibraltar), unas 1.000 millas, en tan solo 61 horas. Otro mes de agosto, pero de 1993, el Galicia 93 Pescanova salía de Cowes, en el Solent, para imponerse en la Fastnet Race.