Éxito de la vela gallega en todas las disciplinas y modalidades

· Desde las clases individuales y dobles de la vela ligera hasta la pesada de los monotipos

· Gran protagonismo de los deportistas que preparan sus opciones con el horizonte puesto en los JJ.OO. de París

Desde hace varias semanas Galicia lleva cosechando infinidad de éxitos deportivos gracias a sus embajadores que, en el ámbito del deporte de la vela, han triunfado en las diferentes citas nacionales e internacionales, tanto en disciplinas como la vela olímpica o en las modalidades de clases individuales, dobles o cruceros, aportando a la comunidad gallega diferentes metales o destacados puestos en las clasificaciones generales de sus especialidades.

 La punta de lanza de todos estos éxitos los encabezaba el portosinense Marcos Fernández que, con la catalana Iset Segura, se subía al tercer peldaño del podio en el Mundial Junior de Nacra 17 celebrado a principios del mes de agosto en el italiano Lago di Como.

El mismo metal saboreaba la pontevedresa Támara Echegoyen, junto a su tripulante, la balear Paula Barceló, haciéndose el pasado 5 de septiembre con el bronce del Mundial de FX disputado en Canadá. Una cita intercontinental en la que la viguesa Patricia Suárez con la canaria María Cantero lograba un más que meritorio sexto puesto, resultados que meten a las dos tripulaciones españoles en la lucha por encontrar una plaza segura para los JJ.OO. de Paris, en 2024.

Pasado el ecuador del mes de septiembre nuestro medalla de bronce en los pasados Juegos Olímpicos de Tokyo, Nico Rodríguez, conseguía un magnífico quinto puesto en el europeo de 470 Mixto disputado en Turquía, en su estreno en la alta competición con su compañera de travesía deportiva, la catalana Silvia Mas.

Dentro del territorio gallego, el Club Náutico Marina Coruña organizaba el Campeonato de España Máster de Snipe, que se llevaban para la ciudad de Vigo sus conciudadanos Patricio de Haz y Rodrigo Rodríguez a mediados del mes de septiembre, unas fechas inolvidables para un coruñés como Miguel Fernández Vasco, que se proclamó Campeón de Europa Absoluto en la ahora extinta clase olímpica de Finn, en la cita disputada en el tarraconense Club Náutico de Vandellós y Hospitalet del Infante. Cierra así una brillante temporada, con un sexto puesto en el Mundial de la clase, sendas medallas de plata en el Campeonato de España y en la Copa, así como el subcampeonato gallego de J80, disputado en Combarro.

Precisamente en Combarro se disputaba la Copa de España de Vaurien, tras el éxito de organización por parte del Real Club Náutico de Vigo del mundial celebrado en julio de este año. Pablo Cabello, que había sido bronce en la cita intercontinental, dejaba plasmado en la Ría de Pontevedra su gran momento, haciéndose con el trofeo copero junto a su hija Isabel.

El más reciente de los éxitos gallegos se ha conseguido este pasado fin de semana en Baiona. Bajo la organización del Monte Real Club de Yates se disputaba un emocionante Campeonato de España de la clase monotipo J80, con gran nivel de participación, llevándose la cita nacional el Alboroto, del vigués Juan Carlos Ameneiro. El club baionés será, además, organizador del Mundial de estos monotipos en 2023.

«Quisiera felicitar a todos nuestros deportistas, no sólo por los éxitos alcanzados, sino por el esfuerzo y entrega que hacen y dedican a este deporte, icónico e imprescindible de la representación deportiva de nuestra comunidad”, explicaba Manuel Villaverde, presidente de la Comisión Gestora de la Real Federación Gallega de Vela. “Sin la vela, no se entiende el deporte gallego”, matizaba el máximo responsable del estamento federativo.

La vela gallega sigue siendo un referente en el deporte español, con un Centro de Tecnificación ubicado en Vilagarcía de Arousa en el que se entrenan y preparan las mejores selecciones de los equipos de regata de nuestra comunidad, siendo estos éxitos un claro ejemplo de su gran labor.